Por qué cada vez que dices “medicina alopática” haces llorar a un bioquímico.


Por G.P.Plascencia

Repitan conmigo: “No existe la ‘medicina alopática’, solo existe la medicina moderna”.

El término “medicina alópata” tiene diferentes significados dependiendo quién lo utilice; personalmente me parece apropiado dividirlos en de la siguiente forma.

  • – El significado original acuñado por S. Hanemman (1755 – 1843) refiriendose, en su opinión, a los métodos médicos utilizados que (según Hanemman) no tenían relación con la “falta de harmonía” producida por las enfermedades pues solo trataban los sintomas (el efecto contrario -alópata-), y Hanemman argumentaba que estas prácticas eran dañinas para el paciente. Su solución era aplicarle al paciente substancias que produjeran el mismo efecto (homeópata) utilizando absurdas diluciones de estás substancias (las cuales pueden varias desde arsénico hasta -literalmente- caca de perro), pues según esto, el agua “guardaba en su memória” las propiedades de la substancia. No está de más que ninguna de estas ideas tiene la menor prueba o validez. Para más sobre la homeopatía (y alopatía) vean este vínculo:http://charlatanes.blogspot.com/2004/05/homeopata-peticin-popular.html
  • – En manos de un charlatanes tipo los homeópatas, i-r-i-d-i-o-l-o-g-o-s, reikeros, acupuntureros, hueseros (a veces llamados ‘quiroprácticos‘), naturópatas, yerberos (a veces llamados ‘naturistas‘), y demás especies raras (y a veces médicos reales mal enseñados, como algunos del IPN) se refiere a todo el grueso de conocimiento científico (sí, la medicina moderna ES científica) que contradice sus (ridículas) prácticas y (absurdos) conocimientos. Todo lo que vaya en contra de la “sucución”, el “chi” (o “ki”), las “chakras”, la “energía vital”, los “balances”, los “humores”, las ‘toxinas’, etc, es automáticamente catalogado como ‘medicina alopática’.
  • – En manos del “publico general” se refieren a todas las prácticas de medicina moderna que por alguna u otra razón les generan desconfianza, haciendo incapié en tratamientos relacionados con el cancer (la quimioterapia y las terapias de radiación son sus favoritas) y recientemente con las vacunas.
  • – En manos de conpiranóicos que creen que “las grandes grandes corporaciones farmacéuticas” están haciendo una “conspiración mundial” para mantenernos enfermos a través de vacunas y medicamentos, cuando todo lo necesario para mantenerse sano es utilizar tratamientos “naturales”.

Probablemente no es una descrpción de lo más correcta ni mucho menos exahustiva, pero en mi opinión refleja el uso peyorativo de “medicina alopática”; en general ‘medicina alopática” o “medicina alópata” se usa como etiqueta para demeritar ex-professo cualquier practica médica moderna establecida o experimental.

Ahora, ¿porqué no tiene sentido hablar de la “medicina alopática”? Por que la medicina moderna prácticamente no tiene nada que ver con la idea original propuesta por Hanemman. La medicina moderna es el conjunto de métodos y prácticas científicas aplicadas al estudio y tratamiento de la salud en los seres vivos (principalmente humana, pero también hay medicina veterinaria por ejemplo y medicina botánica, aunque está más apegada a las áreas de biología). La medicina moderna se basa en muchas otras ramas de la ciencia pura y de otras áreas del conocimiento que podemos pensar que en principio no tienen que ver con la salud, desde la biología (obviamente),  la química (para la síntesis de farmacos), la física (radiografías, tomografías, scanners), la ingeniería (prótesis y aparátos especializados), la matemática (para las ciencias cognoscitivas y finalmente es el grán lenguaje de la ciencia -filósofos, no se me hechen encima-),  la psicología, es más… hasta la metalurgia! pues de ahí es que obtenemos las aleaciones con las cuales podemos remplazar huesos.  Entendamos también que el grado del conocimiento actual en las ciencias médicas es exponencialmente superior ahora que en cualquier momento histórico:  anatomía, biomecánica, citología, epidemiología, genética, histología, neurociencias, nutrición, farmacología, radiología, psiquiatría, toxicología, entre muchas otras especialediades. Algo se me puede haber pasado, pero esa es la idea general.

Viendo esto, es comprensible porqué los charlatanes le tienen tanto miedo recelo a la medicina moderna; la cantidad de evidencia que soporta la práctica médica es simplemente inegable, mientras que las evidencias de la funcionalidad de las “medicinas alternativas” (las comillas son peyorativas) es mínima o circunstancial, sino en muchos casos, inexistente. Así que, repitiendo las palabras de Michael Shermer: “¿Como le llamamos  la medicina alternativa que funciona? MEDICINA!

De manera análoga, es relativamente fácil entender porqué la “población general” muchas veces ve con miedo y desconfianza a la medicina moderna; a los médicos y especialistas les toma años aprender lo necesario y adquirir estos conocimientos requiere mucho esfuerzo, pero a pesar de todas sus posibles fallas (como toda empresa humana, es propensa a errores y equivocaciones, premeditadas o involuntarias) es indiscutible el impacto que ha tenido en la especie humana, pues a pesar de lo que los negacionistas insistan, la calidad de vida y la expectativa de vida en la actualidad es la mejor en toda la historia humana.  Ver:

Todo aquello que desconocemos tiende a causarnos miedo. Sin embargo, esto no es excusa, pues el conocimiento necesario para entender el grueso de la práctica medica no es tan complejo, y como todo, es cuestión de ejercer sano escepticísmo, pero sin llegar a la incredulidad.

P.S. No puedo dejar el tema sin recomendar el EXCELENTE documental de Brian Dunning: “Aquí hay Dragones” – “Here be Dragons“.

Autor: G.P.Plascencia

http://en.wikipedia.org/wiki/Modern_medicine
http://en.wikipedia.org/wiki/Allopathic_medicine
http://www.bbc.co.uk/science/horizon/2002/homeopathytrans.shtml
http://en.wikipedia.org/wiki/Samuel_Hahnemann

Derechos: ® http://papaesceptico.com/ 2010

16 Respuestas a “Por qué cada vez que dices “medicina alopática” haces llorar a un bioquímico.

  1. Muy Bien Gerardo!!! Gracias por el post, tienes que firmarlo para que las mentadas de madre vayan dirigidas a ti! jjajajajaja

  2. Ah, ca…! No se porqué no aparece que yo lo publiqué.O_o

  3. Me parece muy interesante el post, solo quiero agregar, para dar su mérito a quien lo merece, que S. Hanemman vivió entre 1755 y 1843, por lo cuál hay que situarnos en un contexto muy diferente al actual, ya que de otra manera caemos en un anacronismo (juzgar con criterios actuales, cuestiones que en el pasado tenían otro sentido en su contexto) La cuestión de la alopatía dentro de la medicina y el problema si esto causaba o no daño al paciente, era un hecho durante esa época, ya que la mayoría de los descubrimientos de la medicina contemporanea, se dieron en un proceso que involucró la muerte de miles (o quizá millones) de seres humanos, los cuáles servían como medio para probar las teorías médicas del momento, de hecho en aquel tiempo fue cuando se acuñó el término iatrogenia, (que significa mala praxis médica) debido a que se pensaba, que si no se le hacia “algo” al paciente, este moriría, con lo cual, en ocasiones, si se moría el paciente, pero debido a las intervenciones médicas y no a la enfermedad en sí. S. Hanemman, buscaba erradicar dichas prácticas y por esto utilizó este método totalmente inocuo. Claro, además de su teoría del Café (portador de todos los males) y otras igual de churrescas, pues no pudo lograr su objetivo tal como lo quería. Antes de que me quieran comer, pensando que estoy en contra de la medicina actual, no lo estoy, al contrario, yo soy psicólogo clínico y trabajo varios casos junto con psiquiatras (médicos). Solo quiero aclarar algunos puntos importantes. Por otro lado, y siendo honestos, solo una parte de los médicos actuales utilizan el método científico (los que tienen especialidades). El resto, solo utilizan un método empírico-clínico para recetar, este método en un 80-20 funciona, pero hay casos (20%) que no funciona y es cuando llegamos con el especialista, el cuál si pide un sinnumero de estudios para llegar a un diagnóstico, que esta basado en el método científico. Es diferente el decir que la medicina contemporanea esta basada en descubrimientos científicos y afirmar que todos los médicos utilizan el método científico. Bueno, pues eso es todo. Saludos!

    • Saludos Felipe..
      Gracias por tu participacion, he querido hacer una entrada a cacer de que los médicos NO son en general científicos, creo que me diste un buen punto para lo que he visto, y es que los medico en general no usan el método científico, yo los catalogo mas como “técnicos del cuerpo humano” personas que saben como funciona y como detectar una falla, esto del 80-20 se me hace muy lógico, hay mucha gente que llega y se queja que los médicos no le “atinan” a su enfermedad, y es donde los idiotas alternativos se aprovechan de esas situaciones.

      ahora bien, una duda que he tenido desde hace mucho y he buscado opiniones, me gustaría tu punto de vista a cerca de esto… porque crees que algunos médicos caen al lado obscuro, me refiero a los que teniendo su titulo universitario caen en practicas como es la homeopatía, acupuntura.. etc.. practicas en donde si aplicas el método científico y la lógica, se ha demostrado que son magias o charlatanerías… que crees que impulse a un medico a esto?
      Gracias, Daniel

      • Otra cosa, Daniel, aunque no me preguntas a mí permíteme que te dé mi opinión de por qué hay médicos que se pasan al lado oscuro: he conocido casos de algunos que sabían perfectamente que es una estafa pero lo hacen porque en la privada da mucho dinero. Si te anuncias como médico general en una consulta privada, vienen 4 paciente, si, además, pones que sabes acupuntura, homeopatía, etc, vendrán 10 y dispuestos a pagar el doble (porque los seguros no lo cubren). Unos auténticos sinvergüenzas.
        Otros debieron de ser muy malos estudiantes y han olvidado gran parte de lo que debieron aprender en su formación universitaria, porque se tragan unas mentiras tremendas, también influye que no hayan desarrollado convenientemente el sentido crítico y el escepticismo debido a fallos en la educación médica, o a debilidades de su propio carácter.

    • Es cierto que la homeopatía podía tener alguna cabida y explicación en su tiempo, pero desde luego no en el siglo XXI.
      Iatrogenia no es sinónimo de mala praxis médica. Iatrogenia se refiere a enfermedades causadas por actos médicos, lo que no siempre es por mala praxis; a veces ciertos daños son inevitables, como es el caso de la quimioterapia que es muy agresiva pero que está justificado porque salva vidas. En la medicina siempre hay que valorar la relación beneficio-riesgo, que el beneficio sea superior al riesgo, el cual siempre existirá hasta en los medicamentos más simples. Mala praxis es “mala práctica”, se refiere a hacer mal un procedimiento causando un daño, pero no hay que confundir esto con un “mal resultado”, que se puede dar con la mejor de las prácticas. No hacemos milagros, los médicos, hacemos lo que podemos y a veces es poco.
      Con respecto a eso de que los médicos generalistas no son científicos y los especialistas sí, no tiene ningún sentido: en primer lugar al menos en Europa los médicos generales también son especialistas, han hecho una especialización de cuatro años como el resto de los especialistas, y han aprendido medicina científica en esos años, igual que en los de la licenciatura. Que se pueda diagnosticar sin recurrir a sofisticadas pruebas de imagen o laboratorio no significa que la medicina que se practica, que es la clínica, basada en la anamnesis (recogida de síntomas mediante entrevista dirigida) y exploración, sea menos científica, sólo que es más sencilla. Las pruebas de laboratorio e imagen a menudo tampoco son totalmente fiables, e incluso pueden serlo mucho menos que una buena anamnesis y exploración bien orientadas. Es el caso de cuando el médico no tiene mucha idea de que le puede pasar al paciente y se lía a pedir pruebas al azar: encuentra hallazgos que nada tienen que ver con la enfermedad del paciente, que no es capaz de diagnosticar, y lo complica todo. La buena medicina se debe basar siempre en escuchar y explorar al paciente, y sólo después, una vez orientado el caso, pedir las pruebas necesarias para definir el diagnóstico.

    • Gracias Felipe.
      Voy a añadir la fecha de nacimiento y muerte de Hanemman para añadirle su referencia histórica. No incluí más respecto a Hanemman o a la homeopatía porque no era la intención, pero voy a agregar lo que dices como nota respecto a la diferencia entre la medicina clínica (la de atención inmediata) y la especialista (la de investigación y la tipo ‘Dr. House’). No me parece haber afirmado que todos los médicos utilizan el método científico, pero le daré una revisada para ver que esto quede claro.
      Gracias

    • No. El concepto de “iatrogenia” fue propuesto por primera vez por Iván Illich a mediados del siglo XX como producto de su filosofía (¿posmoderna?) opuesta a la Ilustración y la civilización industrial; a pesar de su origen el concepto me parece tremendamente útil. Y como ya dijeron, no tiene que ver exclusivamente con la mala praxis. La etimología más correcta sería “generado (geneia) por la cura (iatros)”: o sea las enfermedades causadas por las terapias médicas en general.

      (He de decir que el nombre no me encanta: yo le hubiera puesto “iatropatía”, en la misma línea etimológica de “cardiopatía” o “psicopatía”: enfermedades de la cura, no “generado por la cura”, que es demasiado general; cuando funciona, la cura cura, así que la curación también es iatrogénica, QED)

      ¡Saludos!

  4. Apliqué la estrategia, e hice encabronar bastante a mi hermano que es químico, jaja… Por cierto, a muchos médicos les caga que les digan empiristas; especialmente a los que vienen del CMN S. XXI

    Buena entrada, buenos videos. Saludos

    • LOL… exactamente que dijo tu hermano?

      • Estábamos hablando de los suicidios homeopáticos con una tía que tomaba chochitos, y entonces salió lo de la medicina alópata (para distinguir una de otra). ¿Qué pasó? Que mi hermano no entendió, y tomó aquello como un insulto, jaja… y necio con que no era alópata. A lo mejor eso apenas lo va a ver en la escuela (porque todavía no es químico propiamente, sino estudiante, jaja…). Saludos

    • A tí decirte que la medicina es una ciencia empírica, es decir, basada en la experiencia; a diferencia por ejemplo de las matemáticas que es una ciencia teórica, no comprobable en un laboratorio. La experiencia en medicina se mide con ensayos clínicos, y de aquí sale la MBE, Medicina Basada en la Evidencia, que es la buena medicina del siglo XXI que se enseña en facultades y hospitales. Todo lo que no sea eso, desde las medicinas alternativas hasta medicamentos convencionales no suficientemente probados, es mala medicina.
      Como veis, esto no tiene nada que ver con que para diagnosticar a una persona se utilicen o no pruebas complejas. La experiencia de ver miles de enfermos puede ser más valiosa que ninguna prueba.

      • mmmhhh… aunque eso sucede (podría aventurar) en toda area de conocimiento. Pienso, por ejemplo, en las ingenierías (yo estudié una ingeniería en computación) donde, si bien aprendemos muchos conceptos de ciencia pura (en mi caso, principalmente física y matemáticas -lógica y abstracta-), pero la gran mayoría de los estudintes (incluyéndome) terminan haciendo trabajo técnico, el cual es basado principalmente en la experiencia. El grueso de los ingenieros no hacen investigación. Sin embargo, esta aplicación de conocimiento basado en la experiencia de todas formas tiene su base en un proceso científico. ¿No crees?

        • Exactamente eso es lo que quería decir: el conocimiento basado en la experiencia es perfectamente científico, siempre cuando siga unas determinadas reglas (no vale con decir que algo te hace sentir mejor, como hacen los homeópatas). Es que me pareció que otro participante utilizaba el término empírico como equivalente a no científico. Y no toda la medicina moderna es científica porque no toda está basada en la evidencia, aunque debería de serlo y cada vez lo es más.

  5. Por ahí tengo algunos apuntes para una historia de la palabra “alopatía” y en algunos diccionarios viejos ésta se define como la “medicina usual” o “tradicional”: es un claro resabio de los orígenes de la homeopatía, cuando no había más que desbalances de humores e intentos desesperados y ridículos de balancear dichos humores mediante sustancias o herramientas con propiedades supuestamente opuestas a las de los humores. (De ahí la definición homeopática de “tratamientos que causen efectos opuestos a la enfermedad”.) Todavía no sé por qué el nombre se le quedó, a pesar de que la teoría humoral ahora se considera más bien humorística.

    Lo irónico es que cualquier tipo de medicina alternativa cuya “fisiología” se base en “balances” de lo que fuera y cuya terapéutica consista en restaurar dichos “balances” será mucho más “alopática” que la medicina científica.

    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s