Archivo de la etiqueta: leonardo stemberg

Pseudociencia al descubierto: contraanálisis y el misterioso caso de Leonardo Stemberg.

¡Charlatán!Hace ya muchísimos años, en mi época de secundaria, uno de mis mejores amigos me prestó el patético y ultra-conservador libro denominado Juventud en Éxtasis de Carlos Cuauhtémoc Sánchez. Nunca antes o después de tan desafortunada experiencia, un libro o autor me han vuelto a causar semejante aversión… hasta fechas recientes, que he investigado más acerca del mercado de la literatura de superación personal.

*NOTA este articulo es publicado por Pragmatona, nuevo integrante del blog….

Gracias a ese libro y a modernos programas de televisión abierta en México, ahora asocio las frase “superación personal” con montones de ideas absurdas y completamente inservibles, destinadas a públicos crédulos sin el menor rastro de pensamiento crítico, pero probablemente con sinceros deseos de recuperarse emocionalmente de alguna situación desafortunada.

Gracias al siempre oportuno Facebook y al hecho de estoy de visita en Guadalajara, recientemente me enteré de la existencia de Leonardo Stemberg, al parecer un autor con citas breves, pero críticas de la religión organizada, un sólido discurso motivacional, un currículum extenso y una enorme cantidad de seguidores, presumiblemente informados.

¿Sería Leonardo Stemberg EL gurú de la superación personal, sobresaliendo de la montaña de porquería que es la literatura de su género, con técnicas sólidas, argumentos fundamentados y pruebas empíricas de efectividad… o simplemente otro charlatán más? Consideré que valdría la pena despejar mis dudas…

La mercancía.

El producto estrella de nuestro gurú en cuestión, es la “revolucionaria técnica” del contraanálisis, que se describe como:

[Una] técnica de entrenamiento mental [que] ha roto con todos los esquemas terapéuticos hasta hoy conocidos, revolucionando de forma única y exclusiva todos los métodos de superación personal.

Y el objetivo:

A través de un entrenamiento constante, tu mente logrará un automatismo, para que, por reflejos condicionados puedas desplazar todo tipo de pensamiento negativo que hoy suele invadir, destruir y desplazar todo tipo de opción que nos permite estar bien.

snake-oil

La calidad del producto.

En resumidas cuentas, el contraanálisis no es más que la idea de que eliminando (desplazando) los pensamientos negativos, de alguna forma, las cosas empezarán a salir bien. Una idea interesante, pero ¿y qué dice la evidencia al respecto?

Si bien es cierto de que la percepción externa tanto positiva como negativa, tiene una influencia considerable y predecible[1] sobre el rendimiento de una persona, eso no tiene nada que ver con la afirmación de Leonardo Stemberg y su técnica de contraanálisis, de que con la supresión interna de los pensamientos negativos, se puede lograr un estado individual de bienestar.

Te lo explico mejor; de hecho, existen diversos estudios que sugieren todo lo contrario: que la supresión de pensamientos negativos no solo es absolutamente inservible desde el punto de vista terapéutico, sino que presenta el efecto contrario al que se busca; de acuerdo a uno de ellos[2]:

… los participantes en el grupo de [supresión de] pensamientos negativos autoreferentes, experimentaron más ansiedad, frustración y hostilidad que los participantes en el grupo de pensamientos neutrales.

Anteriores estudios [3], han alcanzado conclusiones similares, por lo que es acertado afirmar que la técnica de contraanálisis no tiene bases científicas sólidas [4].

El vendedor.

He de suponer que para un observador escéptico, la total ausencia de bases científicas de la técnica de contraanálisis debería ser suficiente para descartar el resto de la literatura al respecto, de su principal promotor; sin embargo, antes de cerrar la caja y descartar el producto, consideré leer un poco más sobre el resumen curricular y las ideas de Leonardo Stemberg.

La autoridad ausente.

Leonardo Stemberg se presenta en principio como:

Autodidacta y conferencista reconocido a nivel internacional por sus trabajos de investigación en relación al comportamiento del ser humano.

Autodidacta y conferencista probablemente sean las descripciones más irrelevantes en el currículum de cualquier persona. Sin embargo, es un error fácilmente perdonable. Las cosas aparentemente mejoran en la segunda parte, al presentarlo como un investigador en un área de investigación legítimamente interesante (y en la que casualmente tengo particular interés): el comportamiento humano.

No obstante, en ninguna de las numerosas páginas que visité antes de escribir este post, me fue posible encontrar sus credenciales académicas, sus proyectos de investigación o sus publicaciones en revistas auditadas en ninguna de las áreas que presume.

Es decir, nada que sugiera que su trabajo o sus opiniones en el área del comportamiento humano, tengan algún mérito científico, alguna utilidad o sean dignas de tomarse en cuenta seriamente. Nada.

Las fanfarrias.

Lo que sí encontré en su página, es una extensa lista de títulos directivos en organizaciones relacionadas con la “paz interior”, el comportamiento humano y “el desarrollo de la mente”:

  • Presidente de la Organización Mundial para la Paz Interior A.C., (Mexico).
  • Presidente de la Fundación para el Enriquecimiento y Desarrollo del Ser(Argentina)
  • Ex Presidente de: World Organization for Inner Peace (EUA).
  • Ex Presidente de: International University of Development of the Mind (EUA).

¡Buen intento! Pero una búsqueda superficial en los principales motores de internet no arroja ninguna página oficial de las citadas organizaciones, al menos no en los primeros 10 resultados. Tal parece que los únicos lugares donde existen esas organizaciones, son en la imaginación y en el currículum del vendedor. Pero aún si existieran, ésto no daría ninguna validez o serviría para desacreditar las ideas expuestas por Leonardo Stemberg, eso desde luego requiere una evaluación independiente.

El Mercachifles, Unleashed.

Sin profundizar en ningún otro aspecto, la dudosísima plausibilidad científica del contraanálisis, el fabricado y sobrevalorado currículum de su principal proponente, junto con la extravagante y vacía jerga técnica de su propaganda, para mi fueron elementos suficientes para descartar su “técnica” de contraanálisis como una vulgar y peligrosa pseudociencia y al vendedor, cuál mis sospechas iniciales, como un charlatán más que está llenando sus bolsillos (no tengo problema con esto) a costa de la ignorancia, credulidad y buena voluntad de la gente (pero sí con esto).

Charlatán, más allá de toda duda.Denialism

Sin embargo y por difícil que parezca, existen ideas aún más impresentables en la chistera del charlatán en cuestión. Por cuestiones de tiempo, me limitaré a la más grave: la creencia de que el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) NO existe.

Leonardo Stemberg tiene la descabellada y ridícula idea de que el virus VIH (sobre el cual hay un consenso científico en relación a su papel en el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirido[5]), de alguna manera, no existe.

El peso de la evidencia es absolutamente determinante en este caso, y las diversas investigaciones al respecto, para trazar la correlación entre el VIH y el SIDA, el aislamiento del virus y la identificación de los mecanismos de transmisión, han sido suficientemente demostrados, más allá de toda duda[6].

¿Qué explicación alternativa al VIH tiene Leonardo Stemberg para el SIDA?

Por supuesto: ¡Big Pharma! Es posible escucharlo afirmar en un video, que los laboratorios “inventan nuevos virus para seguir vendiendo sus medicamentos“; también en la primera parte afirma que el SIDA sí existe, pero que no lo causa el VIH sino la negatividad, ya que “si tu mente es una mente destructiva tu sistema inmune es un sistema destructivo” o “porque al estar mal contigo, tu sistema inmune dice si este quiere sufrir, yo le ayudo;… si tu no respetas lo que eres, ni amas lo que eres y estás en contra de lo que eres y atacando lo que eres, tu sistema inmune te va a atacar“.

¿Y que opina la realidad de los dichos de Lenoardo Stemberg?

El problema no es sólo la implausibilidad científica de sus explicaciones alternativas, sino la ignorancia deliberada y sistemática de la epidemiología de la enfermedad y el extraordinario parentesco con técnicas de persuasión utilizadas por los promotores de otras pseudociencias (ahem, Manual de tácticas del charlatán informado).

El hecho de que lunáticos como Leonardo Stemberg, en base a argumentos de autoridad y discursos motivacionales, nieguen la existencia de hechos científicamente establecidos, sin aportar ningún información objetiva y verificable, no debería tener más precedencia que las tres décadas de intensa investigación y progreso en los campo de epidemiología y desarrollo de medicamentos contra el VIH.

Demasiado bueno para ser verdad.

La pregunta planteada en la introducción de esta entrada, terminó por convertirse en una decepción más. Oh, sí: simplemente otro charlatán más.

Es claro por todo lo anterior, que la técnica de contraanálisis es una idea sin ningún mérito científico, propuesta por una persona sin ningún entrenamiento formal en psicología, sin ninguna experiencia en investigación, sin el mínimo conocimiento de neurociencias, y sin el menor rastro de alfabetismo científico.

¡Sea serio!

Te lo explico mejor, te lo explico mejor: el único objetivo de todo el discurso sin sentido, pseudocientífico, motivacional y paternalista de Leonardo Stemberg, es vender sus libros y cursos; es un despropósito sugerir que, para alguien tan deliberadamente ignorante, su verdadera intención sea ayudar a la gente.

No se tú, pero para mi el tema de la salud mental es tan delicado como importante; al menos lo suficiente como para no cometer el error de dejarlo en manos de un charlatán.

Entradas relacionadas:

  1. Manual de tácticas del charlatán informado.
  2. Superstición y pseudociencia: ¡una batalla que vale la pena!
  3. Sobre respuestas inconsecuentes y la negación de la realidad.

Referencias y notas:

  1. Sway: The Irresistible Pull of Irrational Behavior. Ori Brafman & Rom Brafman. Especialmente curioso es el capítulo 5 denominado “Michael Jordan and The First Data Interview”, donde se muestra principalmente con el ejemplo de los Draft de la NBA, el poder que la percepción externa tiene sobre el desempeño de atletas profesionales.
  2. Jeniffer L. Borton & Lee J. Markowitz. Suppression of Negative Self-referent and Neutral Thoughts: A preliminary investigation. PsychotherapyBehavioural and Cognitive Psychotherapy (2002), 30 : pp 271-277 .
  3. Daniel M. Wegner, et al. (1987). Paradoxical effects of thought suppression. Journal of Personality and Social Psychology, 53, 5-13. El autor principal del estudio al parecer es uno de los mayores especialistas en investigación sobre autocontrol mental y supresión de pensamientos, y ha recopilado una estupenda colección de estudios relacionados en su página, muchos de los cuáles soportan la teoría de que la supresión de pensamientos negativos no es un método efectivo para aumentar la sensación de bienestar en una persona. Lo que hace la idea del contraanálisis una técnica científicamente implausible y al autor, en el peor de los casos, intelectualmente deshonesto, y en el mejor, un ignorante de la literatura del área.
  4. Es posible que dicha fundamentación exista, pero hasta el momento de escribir esta entrada, dichos estudios no aparecen listados en ninguna sección de la página oficial de Leonardo Stemberg.
  5. El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) fue descubierto a principios de la década de 1980. Incluso a finales de esa década, ya se tenían identificados algunos aspectos importantes en la epidemiología del virus. Desde entonces hasta ahora, el SIDA ha tenido un enorme progreso, sobre todo en el desarrollo de antiretrovirales, que aunque elevados en costo, han modificado la condición de la enfermedad al pasar de ser una enfermedad terminal, a una enfermedad crónica. Justo ahora, las expectativas de vida de un cero positivo son bastante buenas, con los tratamientos adecuados.
  6. La evidencia contundente de la asociación entre el VIH como causante del SIDA ha sido propuesta y verificada numerosas veces al menos desde principios de la década de 1990.
Publicado anteriormente, el 1 de Noviembre de 2011 en Drops on the Moon por Tonatihu Díaz (@pragmatona).
 
Derechos: ® http://papaesceptico.com/ 2011
Tonatihu Díaz (@pragmatona).